Entre 1948 y 1953 en todos los estados de Europa centroriental se dieron constituciones iguales a la soviética y todos adoptaron unos planes quinquenales que tenían los mismos objetivos y los mismos desequilibrios que los soviéticos..