El 85 por ciento o más de la población de todos los países europeos vivía del trabajo de la tierra y del consumo o la venta de su producto. La mayoría del resto vivía de las rentas o los tributos obtenidos de aqu&